OBJECTIVOS

 

1. AUMENTAR EL NÚMERO DE LÍDERES FORMADOS EN LAS TRADICIONES DE LA NO- VIOLENCIA.

Nuestro mundo sufre por falta de líderes arraigados en las tradiciones de la no-violencia. Cuando surgen conflictos, muchos líderes nos enseñan a manejar amenazas, coacciones, daños a terceros y perspectivas desconocidas como molestar, muchos líderes nos llaman a luchas con pretextos de seguridad y defensa violenta. 

Cuando las decisiones deben tomarse, muchos líderes nos animan a ser posesivos, actuar con exabrupto para reaccionar y actuar por el interés personal de ellos. Siguiendo las guías de ellos se debilita el tejido de nuestra comunidad, donde la vida se vuelve más difícil para nosotros y para otros. Al final todos perdemos. 

Nuestro objetivo es crear un futuro diferente de capacitación de líderes en las tradiciones de la no-violencia con base en las enseñanzas de Gandhi y otros grandes líderes.

 

2.  FORTALECER LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES, PROFESORES Y FUTUROS LÍDERES QUE SE HAN COMPROMETIDO A EXPERIMENTAR LAS ACCIONES VIA EL CONCEPTO DE SATYAGRAHA EN SU TRABAJO O LUCHA.

Existentes y futuros líderes en nuestras diferentes comunidades tienen poca oportunidad para pasar tiempo de calidad con mentores o maestros en la no-violencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar donde los líderes pueden construir relaciones con mentores que estén familiarizados con los conocimientos, habilidades y vida interior asociados con el cambio social no-violento.

Los diferentes ejércitos en el mundo gastan muchos recursos en enseñar la violencia y en enseñarnos como ejercito de no-violencia muy poco hacemos por ello. Todos sabemos que la no violencia es el arma más poderosa que podemos usar para combatir el mal.

 

3. PRODUCIR LA OPORTUNIDAD DE FORMACIÓN DE CALIDAD PARA EXPLORAR Y CREAR CAMBIO SOCIAL UTILIZANDO LOS PRINCIPIOS Y HERRAMIENTAS DE SATYAGRAHA.

El Entrenamiento en no-violencia típicamente sigue tres tradiciones valiosas:

En la tradición académica, donde muchos colegios y universidades ofrecen programas en estudios de paz y justicia.

Estos programas son esenciales para educar a nuestros futuros líderes sobre teoría, historia y aplicación del cambio social no-violento.

En la tradición activista, una variedad de organizaciones ofrecen programas para entrenar a los líderes de la comunidad en cómo implementar campañas exitosas.

Si queremos cambio social no-violento que sea algo más que un sueño, tenemos que invertir en el desarrollo de las habilidades, técnicas y estrategias que estos programas establecen.

En las tradiciones religiosas del mundo, enseñan mediante la observación de ciertos principios y valores, para construir un mundo pacífico. Incluso con nuestra mejor teoría y habilidades, no podemos crear el cambio social no-violento sin atender a cuestiones como el respeto, perdón, paciencia y sensibilidad para el bienestar de nuestros adversarios. 

Estas tres tradiciones son todo lo que se necesita. Tomados de forma independiente cada uno tiene sus debilidades. 

Sin rigor académico, militantes y adherentes religiosos pierden los beneficios del análisis crítico y visión histórica. 

Sin habilidad activista, académicos y adherentes religiosos carecen de competencia para convertir la comprensión y la visión en realidad. Y sin prestar atención a la vida interior los académicos y activistas ponen en riesgo los catalizadores más potentes para la transformación de las relaciones entre las comunidades.

Nuestro objetivo es proporcionar una oportunidad de formación única al integrar lo mejor de estas tres tradiciones, nuestro programa se centra en la atención a búsqueda de la no-violencia, atención a la estrategia y la atención a la vida interior de los devotos de la Paz.

 

principios

Nuestros hábitos de violencia están profundamente arraigados, por lo que es justo preguntarse "¿Cómo cambiará este programa nuestro entorno?" Creemos que el camino hacia el cambio está arraigado en tres principios clave:

 

 

1. CAMBIAR SUCEDE UNA PERSONA A LA VEZ.

En otras palabras, una comunidad cambiará sólo en la medida en que sus miembros individuales cambien. En la medida en que nosotros, como individuos, nos movemos hacia las formas de la no-violencia, creamos ondulaciones que alteran la naturaleza de nuestras relaciones, comunidades y naciones. Por esta razón, nos suscribimos a la práctica de “Ser el cambio que queremos ver”. El instituto de verano y los diferentes programas ofrecen tiempo, espacio y apoyo para que los individuos discutan con las herramientas de la no-violencia y sus suposiciones acerca de cómo funcionan los conflictos.

 

2. EL CAMINO DE CAMBIO REQUIERE INTERACCIÓN Y DIALOGO CARA A CARA.

Creemos en la dignidad y el potencial de cada ser humano, y estas cualidades son mejor alimentadas por el contacto directo con otros seres humanos. El instituto de verano y otros programas, ofrecen guías que tienen experiencia en la aplicación de las acciones de Satyagraha. Si queremos adoptar nuevos enfoques para los conflictos, necesitamos pasar tiempo de calidad con aquellos que nos pueden ayudar a resolver las problemáticas difíciles. Los teléfonos celulares y la interacción con la computadora no pueden igualar el poder de estudiar, comer, hablar, trabajar e interactuar con los mentores.

 

3. CAMBIO PROFUNDO REQUIERE TIEMPO, EXPERIMENTACIÓN Y APOYO.

Pocos de nosotros podemos hacer cambios rápidos y sustanciales para mejorar. Generalmente necesitamos años para probar nuestras opciones, entender los resultados y desarrollar gradualmente nuevos hábitos. También tendemos a necesitar mucho estímulo a lo largo del camino. El instituto de verano ofrece una oportunidad concreta para apoyar esta vida de desarrollo.

 

A LA LUZ DE ESTOS PRINCIPIOS, CREEMOS QUE EL INSTITUTO SATYAGRAHA OFRECE UNA BUENA FUNDACIÓN PARA EL CAMBIO GENUINO.

Website Localization